El Amor Como Forma de Vida (Love as a Way of Life)
Add Item 454577 To Your Shopping Cart
 
Excerpt
CAPÍTULO 1La satisfacción de una vida de amorUna de las más bellas compensaciones de esta vida es que ningún hombre puede tratar de ayudar a otro sinceramente sin ayudarse a sí mismo.—Ralph Waldo EmersonEres una persona que tiene múltiples relaciones. Entre ellas, es posible que haya vecinos, colegas de trabajo, hijos, una esposa o un esposo,padres, hermanos y amigos. Sin duda, entre tus relaciones figuran el dependiente de la tienda de comestibles, el hombre que acaba de venir a arreglar la instalación del agua e, incluso, la mujer que ayer por la noche llamó a tu puerta mientras cenabas para que “echaras un vistazorápido” a lo que traía, aunque no es que quisiera “venderte nada”. De hecho, tienes algún tipo de relación con todas las personas con las queinteractúas a diario.Si eres como la mayoría de personas, quieres tener las mejores relaciones posibles. Sin embargo, es probable que ya hayas descubierto lo difícil que pueden ser las relaciones. A menudo tenemos diferencias sobre quién utiliza el auto, quién lava los platos o, incluso, por qué alguien se ha dejado la cafetera eléctrica encendida toda la noche en la sala de descanso en el trabajo.Cuando las relaciones cercanas se vuelven tirantes, te preguntas si no te falta algo, algo que tal vez otras personas han encontrado. Si amar esimportante, y tú sabes que de verdad amas a alguien, ¿por qué la relación sigue resultando dolorosa?El éxito verdaderoEn mi agencia de asesoría, he oído a cientos de personas compartir sus historias de relaciones truncadas y sueños rotos. Sin ir más lejos, lasemana pasada un hombre me decía: “Nunca pensé que estaría así a los cuarenta y dos años. Me he separado de dos mujeres, veo poquísimo a mis hijos y no tengo ningún objetivo en la vida”.La mayoría de nosotros emprendemos nuestro viaje de adultos con grandes aspiraciones. Nuestras expectativas son trabajar mucho, ganar dinero, acumular cosas, tener una familia que nos quiera y disfrutar de la vida. Para muchas personas, todos esos sueños se transforman en pesadillas antes de llegar a la mitad de la vida. El mensaje de esperanza que he procurado compartir en mi asesoría a lo largo de los años es que la vida no se acaba hasta que nos llega el final. Hoy mismo puedes hacer que tu vida tome un rumbo positivo.Creo que la clave del éxito está en descubrir el poder de amar a los demás. ¿Qué significa en verdad tener éxito? Parece que cada persona tiene una respuesta distinta: dinero, ascensos, fama, un trabajo estable, ser un vencedor. Todas ellas son aspiraciones legítimas, pero ¿qué es lo que nos proporciona un sentimiento de verdadera realización? Mi definición de éxito consiste en: “dejar tu rincón en este mundo mejor que lo encontraste”. Tu “rincón” tal vez sea una localidad, o un barrio de una ciudad, o puede que te lleve a docenas de ciudades. Sea cual sea tu esfera de influencia, cuando lo que pretendes es enriquecer la vida de los demás, encuentras la forma de éxito que mayor satisfacción proporciona.Lo cierto es que estás hecho para sostener relaciones. Experimentar la riqueza de una relación de amor es mejor que cualquier otra cosa que te puedan aportar el dinero, la fama o el prestigio profesional. Si en estos momentos la palabra “amor” te parece nebulosa, espero que este libro te ayude a entender en qué consiste el amor en la vida de cada día. Cuando amamos a los demás porque los valoramos como individuos, la dicha que sentimos es inigualable.Cuando lo que pretendes es enriquecer la vida de los demás, encuentras la forma de éxito que mayor satisfacción proporciona.¿Por qué un libro más sobre el amor?La clave para sentirse dichoso de amar a los demás está en centrarse en dar amor, y no en recibirlo. Es sobre todo esa realidad la que me hallevado a añadir un libro más sobre el amor a los miles de artículos y cientos de libros que se han escrito sobre el tema en los últimos cincuenta años. La mayoría de lo que se ha escrito se centra en “cómo lograr el amor deseado”. Recibir amor es una de las preciadas consecuencias de amar a los demás, pero la pura dicha de amar procede antes de tener una actitud amorosa hacia los demás, sin importar lo que obtenemos a cambio.Una actitud amorosaHace más de una década, escribí un libro sobre cómo expresar efectivamente el amor en nuestras relaciones. Los cinco lenguajes del amor ha vendido ya más de cuatro millones de ejemplares en los Estados Unidos y ha sido traducido a más de treinta y cinco idiomas de todo el mundo. En dicho libro examinaba básicamente las formas en que damos y recibimos amor:• Palabras de afirmación• Tiempo de calidad• Recibir regalos• Actos de servicio• Contacto físicoTodos hablamos un cierto lenguaje con más naturalidad que otros. Si hablamos el lenguaje amoroso de otra persona, esta se sentirá amada. Si no conseguimos hablar su lenguaje, se sentirá falta de amor aunque hablemos alguno de los otros lenguajes del amor.Las respuestas de los lectores me han animado enormemente. Miles de ellos me han escrito para decirme efectivamente “gracias por ayudarme a hacer lo que siempre he querido hacer: amar bien a los demás”.Lo que me ha inquietado es la cantidad de personas que me han señalado que entienden el concepto de los lenguajes del amor, pero no tienen ganas de aprender el lenguaje amoroso de las personas de la familia. Hubo un marido que me dijo en tono desafiante: “Si es necesario lavarle los platos, pasarle la aspiradora y lavarle la ropa a mi mujer para que se sienta amada, olvídate”. Sabía lo que había que saber con respecto al amor, pero no tenía una actitud amorosa.Yo suponía que, si las personas sabían cómo expresar su amor de forma efectiva, estarían deseosas de hacerlo. Ahora me doy cuenta de que dicha suposición estaba equivocada. Los lenguajes del amor son formas importantes de transmitir amor, pero si carecen de base, las palabras y las acciones están vacías.Las siete cualidades de la persona que ama de verdad no son un añadido a los cinco lenguajes del amor. Son los cimientos del lenguaje cotidiano del amor. Para amar de modo efectivo en cualquier relación, es necesario practicar esos siete hábitos a fin de cultivar una actitud amorosa en las interacciones más cotidianas.La vía hacia la excelenciaEstoy convencido de que la mayoría de nosotros queremos amar mejor. No solo queremos preocuparnos por los demás, sino también amarlos de forma genuina en todas nuestras interacciones. Nos sentimos a gusto con nosotros mismos cuando empleamos nuestra energía en ayudar a los demás. Nos parece justo y noble. Nos sentimos mal cuando pensamos en las acciones que hemos hecho de forma egoísta.Cuando ya todo está dicho y hecho, las personas que llegan más satisfechas a la vejez son las que han invertido la vida en regalar amor. Tal vez sean personas que han acumulado grandes riquezas, o quizás vivan con pocos ingresos. Tal vez ocupen una posición notoria, o quizás sean personas desconocidas para el mundo en general. Pero si han invertido sus esfuerzos en hacer que el mundo sea un lugar más habitable, llevan en la cara una radiante sonrisa de satisfacción. Desconozco los detalles de la vida de mis lectores, pero sé que cuando las siete cualidades de la persona que ama pasen a ser parte natural de su forma de relacionarse con los demás, entonces encontrarán esa clase de dicha.Mi deseo es que El amor como forma de vida ayude a que el marido que dijo “olvídate” al hecho de amar a su esposa se dé cuenta de que el amor es la vía a la excelencia. Espero que a ti, lector, te ayude a descubrir lo mismo. Como alguien dijo una vez: Todos amamos a las personas que aman de verdad. Una vida excesivamente centrada en uno mismo nos deja solos y vacíos. El amor como forma de vida nos proporciona la mayor satisfacción posible.El significado del amor auténticoEl significado de palabras como “amor” y “amar” puede resultar confuso, ya que se utilizan en sentidos muy distintos. Las usamos en frases como “por el amor de Dios”, “hacer el amor”, “por amor al arte”, “de mil amores” o “mi mamá me ama”. En una noche romántica, hay quien dice: “Te amo”. Las personas hablan incluso de “enamorarse”.El amor no es una emoción que nos asalta ni un objetivo difícil de alcanzar que depende de las acciones de los demás. El amor auténtico es algo que está dentro de nuestras capacidades, que se origina en nuestras actitudes y culmina con nuestras acciones. Si pensamos en el amor como en un sentimiento, nos sentiremos frustrados cuando no siempre seamos capaces de despertar dicho sentimiento. Cuando nos damos cuenta de que el amor es ante todo una forma de actuar, entonces estamos preparados para usar las herramientas de que disponemos para amar mejor.El amor auténtico extrae lo mejor de nosotros, la persona que queremos llegar a ser.La belleza del amor auténticoEl amor auténtico es tan simple y tan real como el tipo de amor que hace falta para escuchar a un empleado que tiene un día difícil, para llevar a los hijos a una cena de celebración de la vuelta al colegio a finales de agosto, para donar dinero a los bomberos locales, para elogiar a un amigo, para frotarle cariñosamente la espalda a tu cónyuge antes de ir a dormir o para limpiar la cocina para tu compañero de piso cuando estás cansado después de un largo día de trabajo.El amor auténtico puede ser tan osado como el tipo de amor que motiva a personas como Ruby Jones, de Nueva Orleans. Esta enfermera de sesenta y siete años optó por resistir al huracán Katrina con sus ocho pacientes moribundos en la unidad de enfermos terminales del Centro Médico Lindy Boggs cuando la tormenta alcanzó las costas de la ciudad. “No quieras ser superwoman”, le dijeron sus hijos. Ruby solo pretendía cumplir con su obligación. Acudió el domingo a trabajar y no salió de allí hasta el jueves, cuando evacuaron a los pacientes. Cuando la tormenta rompía las ventanas y abría las puertas, ella les decía a sus pacientes: “Estamos aquí con ustedes y no los vamos a dejar solos”. Cuando el centro médico se quedó sin electricidad ni agua potable y empezó a inundarse, Jones siguió bañando a las personas que tenía a su cuidado, dándoles de comer y curándoles las heridas. Cuando abandonó el lugar el jueves, después de que sus pacientes hubieran sido evacuados, tenía hambre y sed, pero había mantenido la promesa de estar con ellos hasta el final. En los momentos más angustiosos, lo que la mantenía en pie era el amor que sentía por sus pacientes.Hace poco visité a una madre de cincuenta y dos años con cinco hijos que se estaba muriendo de cáncer. Llevaba años observándola y pensaba que era una de las personas con más amor que había conocido nunca. Se enfrentaba a la muerte con realismo, pero con un espíritu positivo. Nunca olvidaré lo que me dijo: “He enseñado a mis hijos a vivir. Ahora quiero enseñarlos a morir”. El amor auténtico ve incluso en la muerte una oportunidad para amar a los demás.Escoger amarEs verdad que las personas que viven una vida de amor no están exentas de las dificultades que presenta la vida. Si alguien te ha dicho que el amor aliviará todos tus problemas, te han informado mal. La historia muestra que muchas personas, incluso las que más aman, no solo han tenido que sufrir terremotos, inundaciones, tornados, huracanes, accidentes de auto, enfermedades y otras aflicciones, sino que también han sido perseguidas por defender una vida llena de amor.¿Cómo puede alguien soportar todo ese dolor y, aun así, mantener vivo el deseo de perseguir una vida repleta de amor? Es a veces en medio de las dificultades cuando encontramos la mejor oportunidad para experimentar y compartir el amor. Una de las cosas buenas que tiene vivir una vida llena de amor es que nuestra satisfacción no depende de las circunstancias. Somos dichosos cuando elegimos amar a los demás, tanto si estos nos dan su amor a cambio, como si no, y tanto si las cosas van como deseamos, como si no.El amor puede ir acompañado de un sentimiento de compasión por las personas a las que ayudamos, pero, por encima de eso, el amor es una actitud que resulta del hecho de decir: “Yo elijo centrar mi vida en ayudar a los demás”.
 
Add Item 454577 To Your Shopping Cart
Close Window

The contents on this page are copyrighted. Unlawful use of this content, without prior permission of both the copyright owner and/or the owner of this site, is illegal and punishable by law.