INTRODUCCION

Tenia solo siete años cuando conocí a Grace, la joven que llegaria a ser la esposa del doctor Yonggi Cho. Ella era una estudiante de secundaria aplicada, divertida, y también una pianista dotada. Una de las primeras veces que hablamos, nuestras familias estaban disfrutando juntas de un dia de recreación. Recuerdo como Grace se sentó en el borde de la piscina del hotel balanceando sus piernas en el agua. Y note con cuánta frecuencia el doctor Cho, pastor de una iglesia que se reunia en una carpa, miraba hacia ella mientras hablaba con su madre, Jashil Choi.

Ahora, más de treinta años después, Grace se sentó frente a mi otra vez. Durante esos años se casó con Yonggi Cho, tuvo tres hijos, sacó su doctorado en piano y se convirtió en abuela. Sus ojos oscuros brillaban mientras reiamos y hablábamos de los tiempos pasados y de las respuestas a la oración. Era una persona generosa, con quien daba gusto estar.

Después nuestra conversación se desvió a la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido. Le hablé de los grupos de células, de los lIderes laicos y de las fraternidades de alcance evangelfstico. "Algunos se preguntan por qué esta iglesia ha crecido tanto

— me dijo —. Nuestra relación con Dios es como una calle de dos direcciones. Lo que recibimos de Dios lo tenemos que cornpartir con los dernás."

Ella explica: "Cuando uno recibe el bautismo en el Espfritu Santo desea por naturaleza hablarles a otros de Cristo. Al predicarles a otro sobre lo que Dios ya le ha dado a uno, Dios le da todavia más gracia y bendición. Cuando uno es fiel en cuidar y ayudar a los demás y orar con ellos, compartiendo ese aurnento de gracia y bendición, Dios responde dãndonos aün xnás. De esa manera, el avivamiento nunca tiene que detenerSe; simplernente aumenta. De esto es de lo que se trata La iglesia y los grupos de células. El cristiano que no hace esto es infeliz y estéril."

Una vision de crecimiento

Fue en 1979 que la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido en Seül, Corea, anunció que habia excedido el nümero de cien mu miembros — la congregación local más grande en la historia de la iglesia —y el mundo cristiano tomo nota. Las revistas religiosas publicaron el relato asombroso de su pastor, el doctor Yonggi Cho. Sin embargo, el crecimiento no se detuvo alll, iporque en dos años más la congregación se habia duplicado!

Algunos se burlaron cuando el doctor Cho afirmó que Dios le habla dado una vision de medio millon de miembros, pero en 1985 dejaron de burlarse cuando la membresia creció hasta exceder ese nümero. En enero de 1992, a los treinta y cuatro años del comienzo de la iglesia, la membresia habia llegado a seiscientos cuarenta y cinco mil doscientos noventa y seis, aun después que los lideres habian animado a cincuenta mil miembros a salir de La congregacion para crear dos nuevas congregaciones.

El avivamiento y el crecimiento en la iglesia no son extranos a Corea del Sur. De acuerdo con el investigador del crecimiento de la iglesia doctor John Vaughan, veinticuatro de las cincuenta iglesias más grandes del rnundo están en Corea del Sur. Pero ninguna iglesia, ni siquiera en suelo coreano, se ha aproximado en nümero a La vasta rnembresIa de la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido.

Cómo sucedió este crecimiento extraordinario?  Que están haciendo los cristianos de esta iglesia que otros no están haciendo?

Para mi, la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido es más que un ejemplo extraordinario de crecimiento; es la iglesia en la cual yo creci. Mis padres, los misioneros John y Maxine Hurston, comenzaron a trabajar con el doctor Cho en 1960, cuando las instalaciones de La iglesia consistian en una carpa destartalada situada en una sección pobre del pueblo. Recuerdo haber visto a multitudes de personas, mayormente pobres, enfermas, de las que luchan por la subsistencia, ir a la carpa a fin de oir acerca de Jesucristo. Alli aprendian que El habla muerto por sus pecados, que podia sanar sus cuerpos enfermos y ayudarlos a prosperar en esta vida corno en la venidera.

También recuerdo cuando la iglesia se trasladó a un nuevo edificio en una zona céntrica de Seül. Poco después de eso, en 1962, papáy el doctor Cho me bautizaron en las tranquilas aguas del rio Han de Seül. Al salir del rio con mi vestido blanco para reunirme con otros cientos de personas sobre una colina cubierta de hierba, supe que era pärte de algo más grande que yo misma. Pero ninguno de nosotros sabla hasta qué punto iba a ilegar la grandeza de este movimiento de Dios en Seül.

Quince años más tarde cornencé un periodo de cinco años como miembro de lajunta de pastores de La Iglesia del Evangelio Completo de Yoido. Una vez más observe directamente el aumento y Las luchas del ministerio de esta iglesia mientras crecIa de cuarenta mu a doscientos mu miembros.

El descubrimiento de principios de crecimiento

Al final de la década de los anos setenta, cientos de pastores de todo el mundo comenzaron a viajar a Corea para tratar de descubrir el secreto del crecimiento de la Iglesia del Evangelio CompLeto de Yoido. Nunca olvidaré uno de aquellos pastores norteamerjcanos. ObservO los doce cultos semanales — siete el domingo, tres el miércoLes y dos el sábado — donde treinta y cinco mu personas lienaban el enorme santuario y los que ilegaban tarde velan por video en circuito cerrado en una serie de capillas auxiliares. El pastor norteamericano estaba sobrecogido de admiración por Los centenares de clases infantiles en la escuela dominical, los once santuarios regionales en los airededores de Seül, La variedad de "fraternidades de misiones" y las masas de creyentes diseminadas para hacer trabajo voluntario el domingo por la tarde.

Durante la semana, ese mismo pastor acompahO a un pastor de la junta y a un lIder laico de secciOn mientras visitaban los hogares, un patrOn que siguen cinco dIas a la semana. El miércoles viajo a uno de los cuatro cultos diarios en la Montana de Oración, que es el retiro de oración de la Iglesia de Yoido, adonde más de un millón de personas vienen cada año. El viernes por La tarde se unio a una célula de hombres en un hogar — una de treinta mil reuniones como esa — y después asistió dos horas a la vigilia y supo que miles de creyentes oran toda la noche, seis dias de la semana.

Antes de regresar a Norteamérica, ese ministro dijo:

HabIa escuchado al doctor Cho hablar en los Estados Unidos y decidi ir y ver la iglesia más grande del mundo. Me siento como la reina de Sabá después que vio el reino de SalomOn: "Ni aun se me dijo la mitad" (1 Reyes 10:6-7).

Cuál es esa mitad que no se ha dicho? Que podemos aprender de esta iglesia? Ha desarrollado esta iglesia una dinámica espiritual que se puede aplicar con vistas a un crecimiento duradero en cualquier parte del mundo?

Diferencias culturales

Antes de examinar los principios y prácticas que condujeron al crecimiento de la iglesia más grande del mundo, consideremos dos grandes conceptos erróneos que muchos han tenido acerca de la Iglesia del EvangeLio Completo de Yoido. El primero es que algunos consideran que Corea es una cultura tan diferente que ninguna iglesia o movimiento religioso en ese pals se puede aplicar en Norteamérica.

Reflexionando acerca de esta objeción que se expresa a menudo, recordé como Pablo se reflere a Jesus como una "piedra de tropiezo" (véase Romanos 9:32-33). Jesus no cumplió con las expectativas de los judlos de un mesias militar que derrotaria al gobierno romano para estabLecer Un dominio terrenal y, como resultado, muchos tropezaron en El y rechazaron La verdad que les ofreció.

Para algunos, quizás el ejemplo de la Iglesia de Yoido sea una piedra de tropiezo para las verdades que Dios quisiera recalcar a traves de ella como la iglesia más grande del mundo. Como con cualquier otra piedra de tropiezo, cada uno de nosotros se enfrenta a una decision: podemos descartar la importancia de La Iglesia de Yoido o podemos escuchar y aprender las verdades que Dios quiere comunicar a través de su ejemplo.

Consideremos cinco paralelos entre la Iglesia del Evangeho Completo de Yoido y Norteamérica. En primer lugar, el doctor Cho comenzO esta iglesia en una ciudad en ruinas después de tres años de guerra. En las ciudades más grandes de Norteamérica, las tensiones raciales han ido en aumento hasta estallar en disturbios y violencia. En 1990 se denunciaron a nivel nacional dos millones de crImenes violentos de asesinato, violaciones, robos y asaltos graves. Las ciudades norteamericanas enfrentan dificultades inmensas que yacen en las ruinas del racismo, el delito y el abuso de las drogas, señales visibles de una calidad de vida en deterioro. Como los coreanos de la posguerra, nosotros los norteamericanos también necesitamos la restauraciOn que solo Jesucristo puede ofrecer a través de su iglesia.

En segundo lugar, la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido comenzó en medio de familias destruidas y convulsiones sociales que siguieron a la guerra de Corea. De igual manera, muchas familias norteamericanas ahora pelean la batalla del divorcio, mientras los programas de television se basan en la comeclia trágica de Los padres solteros y las familias mezcladas. Los niños son a menudo el blanco involuntario de esta devastación, siendo Ia victima mas representativa del abuso una nina de la raza blanca de siete afios de edad. Estas familias norteamericanas heridas también necesitan el evangelio deJesüs, que repara familias y sana a Los quebrantados de corazon.

En tercer lugar, aun desde el principio el doctor Cho predicaba a los pobres el mensaje asombroso de que Dios harla que sus vidas fueran mejores en el tiempo presente. Nosotros también estamos rodeados de pobres, con uno de cada siete norteamericanos viviendo por debájo del nivel de pobreza.'

En cuarto lugar, la tremenda tarea del doctor Cho era movilizar un personal laico que ya estaba trabajando Largas horas y haciendo frente a las presiones de la vida urbana. Los hombres coreanos tienen la reputación de trabajar más horas que nadie en el mundo industrializado, por lo general diez horas al dIa, cinco dIas y medio a la semana. Nuestra tarea es más o menos la misma. La tension en el trabajo y la vida familiar en Norteamérica ha dado por resultado que la enfermedad del corazón es la causa principal de muerte, ya sea el ejecutivo de una oficina o el trabajador de la clase obrera.

En quinto lugar, la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido comenzó y floreció en medio de religiones orientales y animismo, que incluyen muchas expresiones del ocultismo. En Norteamérica, el aumento alarmante del satanismo y La brujeria se encuentra a la sombra del avivamiento del ocultismo de La Nueva Era. Las librerlas de la Nueva Era colocan el más reciente éxito de yenta de Shirley MacLame al lado de los rituales satánicos de Aleister Crowley y libros como Witchcraft and the Gay Counterculture [La brujeria y la contracultura homosexual]. La espiritualidad pagana al estilo norteamericano ha creado un vacfo confuso que solo el nuevo nacimiento en Jesucristo puede lienar genuinamente.

Elementos de crecimiento

Ademas del concepto erroneo de que las diferencias culturales entre Corea y Norteamérica impedirlan la aplicación de los principios de crecimiento de La iglesia, está el concepto erróneo de que solo uno o dos elementos han contribuido al crecimiento de la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido.

Las reacciones de la mayorfa de los visitantes a la Iglesia de Yoido me recuerdan Ia conocida historia de los hombres ciegos que viajaron para descubrir cómo era un elefante. Uno tocó la cola del elefante y decidió que un elefante era como una cuerda. Otro toco la pata del elefante y decidió que el elefante era como un árbol. Otro toco la oreja, decidiendo que el elefante era como un abanico, y asI sucesivamente. Cada hombre tenha razon desde su punto de vista, pero ninguno de ellos tenIa el cuadro completo.

Mi padre, John Hurston, dice: "Muchos han ido a observar La Iglesia del Evangelio Completo de Yoido y se han ido con una comprensión parcial de uno o dos aspectos, por lo general su vida dinámica de oraciOn y los grupos de células de hogar. Pero otros factores claves son a menudo pasados por alto. El vInculo comün en todas las zonas es La dedicaciOn firme de las personas a aliarse con Dios y unas con otras en el ministerio. Concentrarse en un solo aspecto es perder el cuadro total."

Estoy escribiendo este libro para presentar el cuadro total, para mostrar cada factor principal contribuyente a esta gran iglesia. He hecho recientemente tres viajes de investigaciOn' a SeUl porque he querido que otros cristianos sepan la mitad que no se ha dicho. Y todavIa el cuadro no estará completo, por lo menos estadisticamente. Como en cualquier entidad en crecimiento, uno debe esperar cambio. Por consiguiente, los nümeros de La Iglesia del Evangelio Completo de Yoido no permanecen estáticos, porque muchas personas continüan encontrando su lugar alli. Asi que las estadisticas en todo este libro corresponden al tiempo de su publicaciOn en ingles.

Este libro examinará las dinámicas espirituales decisivas de la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido, incluso las caracteristicas de la vida de oración de la congregación, los sermones y cultos de la iglesia, la estructura laica y el equipo pastoral.

El doctor Yonggi Cho ha escrito ya varios libros en ingles acerca de ciertos aspectos de su iglesia. Sin embargo, yo escribo como una norteamericana que creciO en su iglesia ymi punto de vista es tornado de La congregación. Quizá Dios tenga algo que decirnos a través de la manera en que El ha formado la iglesia más grande del mundo.

A veces pensamos que las cosas increibLes solo sucedieron en la iglesia del primer siglo o que si pudieran suceder hoy, solo serfa en algun lugar lejano del "campo misionero". Pero a nuestro alrededor hay personas perdidas y heridas, inconversos eternamente perdidos sin una relación personal con Jesucristo y creyentes heridos por las dificultades de La vida. Nosotros somos el equipo de rescate de Dios, Ilamados a ser una alianza unida para encontrar a los perdidos y heridos y llevarlos a La plenitud de vida y cornunión con Jesucristo. Este rescate requiere que los creyentes establezcan una alianza, primero con el Espiritu Santo de Dios y después con otros cristianos, uniéndose en esfuerzos dirigidos por Dios para evangelizar a otros. Este rescate requiere que nos unamos unos con otros en oración y alcance evangelIstico.

El doctor Yonggi Cho es un lIder poderoso y profundamente espiritual, pero La influencia de La iglesia no se le puede acreditar solo a un hombre y ni siquiera a un sistema de organización. Los setecientos veinte mil rniembros de la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido son un ejército de creyentes unidos unos con otros en alianza obediente con nuestro buen Dios de poder y gracia.

Pocas iglesias — quizá ninguna otra — alcanzarán los mlrneros que se aglomeran en la Iglesia de Yoido cada domingo y que llenan sus grupos de células de hogar a través de la semana, pero si rnás iglesias aplicaran los principios del éxito de esta iglesia, verfamos rnuchos más millones de personas entrar al reino de Dios. El ejemplo de la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido es un acicate para todos nosotros.

Que la lectura de este libro nos anime a examinar esta iglesia, a adoptar sus principios donde sea posible y a confiar en Dios, quien tiene el mismo poder en cualquier época y en cualquier cultura.

 

     Add to Shopping Cart

Back to Product Detail Page